Guía para reducción de deshechos en el hogar

Hace poco, este mismo mes de octubre, la ONU (Organización de Naciones Unidas) publicó un estudio realizado por el Grupo Intergubernamental de Expertos Sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), mismo que combinó las investigaciones de 91 científicos y agentes gubernamentales de 40 países de todo el mundo y se basó en 6,000 estudio e informes sobre el calentamiento global. Como resultado de ello se emitió la advertencia urgente de que quedan 12 años para echar para atrás el desastre ecológico e incremento en el calentamiento global al que hemos sometido al planeta.

Es claro decir que muchos de los daños al sistema del que formamos parte se efectúan por las grandes industrias, las que se resisten a dejar el consumo de carbón o petróleo, pero si todos cambiamos de hábitos no solo reduciremos la producción de deshechos no biodegradables haciendo más fácil al planeta la reintegración de los compuestos que consumimos, sino que obligaremos paulatinamente a las mega empresas a cambiar de producción.

¿La reconoces? Es la basura que hace años dejamos ir y nos está acabando a todos. Gracias.

Si bien, nuestros hábitos deben de involucrar la separación y clasificación de deshechos sólidos para reutilizarlos y la creación de compostas orgánicas o la entrega separada de residuos orgánicos a los sistemas municipales de recolección de basura, también debemos evitar la producción constante de deshechos plásticos, los cuales no se desintegran rápida ni apropiadamente, requieren mucha energía en su producción y al introducirse in adecuadamente al entorno, agregan partículas microscópicas (los famosos micro plásticos) que terminarán volviendo a nosotros en nuestros alimentos como fragmentos tóxicos y cancerígenos imposibles de evitar.

Por ello no es una patética postura progresista ni una moda hipster, pero ayudaremos en evitar deshechos si cambiamos en lo posible nuestros productos de consumo “deshechables” por otros que podamos conservar por más tiempo. Así generaremos menos basura y haremos en conjunto que las empresas cambien de dirección en lo que producen.

Por ello, te sugerimos algunos productos nuevos en los que podrás hacer pequeñas o medianas inversiones que te ahorrarán dinero a la postre y evitarán esas carretadas de basura tóxica que acumulamos.

Compras sugeridas para generar menos basura

Evita el unicel “para llevar”

Cuando necesitas comprar comida para llevar también te entregan montones de paquetes de unicel que se despedazarán generando pequeños trozos imposibles de reintegrar al medio ambiente. La ventaja de estos recipientes de silicona (no tóxico y compatible con el microondas) es que se pueden plegar para llevar en la bolsa o mochila y pedir en tus compras que te pongan allí lo que solicites. 

Adiós a la basura del café “con clase”

Ya sabes cual es el proceso: vas por un café, lo sirven en el vaso de siempre y lego lo tiras, así unas 4 ó 5 veces cada semana. ¿Es en serio? Toda esa basura por una selfie con estilo. Pues esto tiene más estilo y cuando dejes de usarlo y lo deseches, las bacterias harán lo suyo y se convertirá en abono. Está hecho en fibra de arroz, por lo que para nada es perjudicial al medio ambiente.

Y si eres fan del frapé o los smooties no podrás evitar el uso de popote, así que te recomendamos estas opciones de bamboo o de acero inoxidable, lavables y claramente menos perjudiciales.

Ir al súper sin usar bolsitas de plástico

¿Y dónde ponemos todos esos kilos de frutas y verduras para nuestro sano consumo? Claro, en bolsas de polietileno, translúcidas, limpias y que se acumulan por toneladas en ríos y mares. Sí, puedes pensar que no hay opción, pero sí existe. Bolsas reutilizables que puedes llevar al hacer tus compras y así, guardar por separado lo que compras. Son lavables y seguro que ayudarás al planeta.

Cuida de tu persona cuidando al mundo

Suena como si viéramos a Superman lavándose los dientes tres veces al día, pero enfrentemos que al mítico héroe ni las caries ni el calentamiento global lo destruirían, pero a nosotros sí. Por ello te sugerimos esta colección de sustitutos de productos de atención e higiene personal que deberán reducir el impacto nocivo de toda una familia en nuestro ecosistema. ¿A dónde van todos esos rastrillos de plástico, toallas sanitarias y cepillos que se acumulan en un año? En efecto, a contaminar el agua que bebemos e incrementar las montañas de basura que no se pueden reutilizar con facilidad. Estas son sólo algunas ideas.

Mejora tu salud mientras te mueves por la ciudad

Y si te lo estás tomando en serio, seguramente dejarás el auto en casa para distancias y compañías que verdaderamente lo ameritan. Nada de andar una sola persona atorada por horas en distancias innecesarias dentro de la ciudad. La mejor opción para moverte en distancias relativamente cercanas (2 a 4 Km a la redonda) es una bicicleta. Yo lo he probado y la vida te cambia. Aquí tienes una sugerencia para comprar una bicicleta híbrida que seguro te acomodará sin gastar demasiado y podrás adaptarla para llevar compras o hacer lo necesario en tu día a día.

Y reitero, esto no trata de volverse un necio adicto a las descalificaciones en Facebook presumiendo de ser progresistas o vivir en onda con la tierra por moda en instagram. El tiempo es poco y todo lo que hagamos, ayuda. Desde luego que los productos y el mercado (Amazon) son sugeridos para darte la facilidad de adquisición. Si los encuentras en tiendas locales también ayudarás a tu comunidad en su mejora económica. ¡Anímate a actuar!

Publicado en Colaboraciones y etiquetado , , , .

Carlos González "El Samurái"

Monero miembro de la sociedad de caricaturistas de México, fotógrafo, videógrafo, diseñador gráfico y administrador de redes sociales. Respetuoso de toda equidad y generador de cambios sociales para que todos vivamos en armonía. Xalapeño como los que nacieron en la capital de Veracruz, pero por decisión propia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *