La nueva Comunicación Social ¿para dónde apuntará?

Publicada en Publicada en El Comentario del Samurái

Pues ya se concretó este fin de semana el resultado con la designación de cambio de timón y timonel, y teniendo ya un nuevo gobernador electo diametralmente opuesto al actual Javier Duarte. Mientras Miguel Ángel Yunes presumía el aval de las autoridades electorales frente a sus seguidores, panistas, peerredistas, uno que otro afecto al cambio de piel, la gente se pregunta ¿y el gabinete? a lo que el ex priísta y próximo gobernador responde “de momento sólo Miguel Ángel Yunes Linares“.

Bueno, y nadie sabe quienes serán bendecidos con dos años al frente de secretarías, direcciones, coordinaciones, comisiones y demás espacios. Muchos nombres son los que se barajan y los supuestos van por todas partes. ¿Pero y en Comunicación Social?

Raúl Chávez Martínez fue quien manejó prensa durante la campaña y cuyo nombre apareció en el “mini escándalo” de Al Calor Político. ¿Pero y si no lo designan como Coordinador de Comunicación Social? Apuntados hay muchos. Personas que se encuentran con años de carrera y una clara oposición a Javier Duarte (al parecer eso es primer requisito para recibir la venia del electo), aunque no se anoten, podrían ser premiados en una de esas con el cargo, si es que deciden aceptarlo. Claudia Guerrero Martínez es uno de los nombres que desde los cafés y oráculos de facebook se mencionan.

Independientemente de lo anterior, muchos son los que a fuerza de los resultados electorales callan (por tener compromisos económicos aún vigentes, o algún compromiso moral con Gobierno del Estado) y otros, quienes al no disponer de convenios o acuerdos, al menos se alegran de lo sucedido. En estos momentos, la prensa del estado es como un hormiguero recién sacudido.

Este es un tema ríspido. Lo importante es que quien entre al quite deberá de lidiar con muchas cosas: ¿Se seguirá el modelo de convenio por publicidad? ¿Se apoyará a todos con una inefable, limpia y equitativa rasa? ¿Se castigará de algún modo a los porristas y aplaudidores del gobierno duartista que ahora hacen mutis? ¿Se dejará a los independientes (los que no tienen convenio y dicen lo que piensan a costa de todo riesgo) opinar a su gusto o se les pedirá que se alineen “sí o sí no…”? El próximo gobernador tiene fama de no ser muy tolerante con la prensa (yo jamás he hablado con él ni me ha hecho nada), por lo que tiene que construirse su imagen lejos de competencias políticas, entonces, esta es una oportunidad para hacerse de un buen nombre con los medios; la cosa es ¿cómo lo hará?

El nuevo gobernador tiene que dejarse criticar, saber diferenciar las críticas independientes de las venganzas patrocinadas y permitir la libertad de prensa – porque sangre de reporteros ya ha sido regada mucha – además, los negocios de sobada de lomo deberían detenerse, ya que eso no aporta nada al periodismo ético y ciudadano tan necesario en estos tiempos. Quien quede de Coordinador de Comunicación Social no debería de repetir los errores ni las mañas de otros y otras, quienes estando en silla de poder se prestan, se contratan y se autofirman convenios para tener sus medios propios en crecimiento, porque esas son las cosas que tanto criticó el próximo, y lo que dice que va a castigar. Congruencia, se espera, al menos. Ya con eso, podríamos comenzar a mejorar.

Sígueme en Twitter: @ElSamurai

Deja un comentario